Blogia
INSTITUTO DE LOS ANDES

GASTRONOMÍA INTELIGENTE 14

NUTRICIÓN – DIETÉTICA – DIETOTERAPIA

Por: Jaime Ariansen Céspedes

Centro de Investigación Nutricional – Instituto de los Andes

 

La dieta de La Zona – La novedad es que te ofrece perder peso en determinadas zonas del cuerpo. Puedes comenzar con el brazo derecho, posteriormente el izquierdo, los muslos, la cintura, el abdomen, la colita, etc.“ explicó Belén Reyes Hiriart, especialista en nutrición clínica del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Para cada de zona del cuerpo, dijo la experta, se prescribe una dieta diferente.

Por ejemplo, detalló, para reducir la masa corporal de la cintura, se prescribe una dieta donde no haya carnes rojas; para los brazos, una dieta de cítricos o de carbohidratos simples, como frutas (papaya o melón).

Esta dieta de La Zona nació hace más de 15 años en Estados Unidos, con el Doctor Barry Sears y es actualmente la dieta favorita de las estrellas de Hollywood.

Alimentación Sana. Beber tres vasos de jugo de arándanos al día eleva el nivel de colesterol bueno HDL, o sea "lipoproteinas de alta densidad" en la sangre y el de los antioxidantes, lo que ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, según indica un estudio realizado por la Universidad de Scranton, en Pensilvania (Estados Unidos), presentado en la reunión anual de la American Chemical Society.

Referente a los chocolates, cuando aparece la palabra diet en la etiqueta, significa que tienen menos azúcar, pero casi siempre se omite la mención de sus grasas y calorías, que suelen ser iguales o aun mayores que las de los chocolates comunes.

La Dulce Ansiedad. Enamorarse es, tal vez, uno de los mayores placeres de cualquier persona, tenga la edad que tenga. Sin embargo, para algunos las emociones y los sentimientos que caracterizan al comienzo de una relación de pareja están lejos de ser saludables, aún cuando haya amor verdadero.

Aunque cueste creerlo, para muchos, el flechazo de Cupido resulta ser realmente doloroso, conflictivo y peligroso.

Un ejemplo típico está dado por las personas que sufren trastornos de ansiedad. Y es que muchas de las sensaciones corporales que se suscitan durante el enamoramiento coinciden con las sensaciones corporales exageradas sufridas por quienes padecen males relacionados con la ansiedad, como el trastorno de pánico, el trastorno por ansiedad social o fobia social y los trastornos por ansiedad generalizada.

"Las manifestaciones más frecuentes que presentan estas personas son palpitaciones, temblor, hormigueos o entumecimiento de los miembros, dificultades gastrointestinales, sudoración, sensación de ahogo o de atragantamiento, suspiros, dificultades en la concentración, atención y memoria, sensación de mareo, vértigo o inminente desmayo y de caminar como entre las nubes", explica Gabriela Martínez Castro, psicóloga especialista en trastornos de ansiedad y directora del Centro de Estudios Especialista en Trastornos de Ansiedad (CEETA).

No obstante, vale destacar que entre los aspectos positivos, se puede citar el mejoramiento del ánimo es óptimo, el incremento de la creatividad, el aumento de la motivación por el cuidado personal y físico.

Las dietas famosas pueden tener defectos -  Problemas renales y hasta cardíacos son sólo parte de los riesgos que conllevan los regímenes sin fundamento científico comprobado y experimentado en cada organismo, que como saben responde de una manera diferente.

Existen cientos de revistas y periódicos que periódicamente aconsejan nuevas formulas para reducir de peso o mantenerse energéticos con una nueva dieta.

Con una sociedad donde el 20 porciento tiene sobrepeso, estas ofertas son muy tentadoras, pero en la mayoría de los casos se omiten las contraindicaciones que representan riesgos para la salud.

Cada vez hay mas instituciones serias que se han avocado a la tarea de difundir los posibles peligros de las llamadas dietas milagro. Todavía recuerdo a una estimada condiscípula de la Universidad de Ingeniería, que para lucir esplendorosa ante su nuevo pretendiente, inicio la dieta “súper cero” es decir no comer nada, solo agua y para complementar el régimen se metió a un gimnasio y sauna ínter diaria, en solo una semana hizo un “corto circuito” que la llevo a la clínica al borde del coma.

Las dietas poco creativas. Victoria González, dietista nutricionista de la consultoría EatingSchool de Reus, nos explica que estas dietas fallan porque las personas las abandonan pronto a causa de su monotonía: «Ofrecen poca variedad de alimentos y son incompatibles con la vida diaria. Al no ser coincidentes con los hábitos alimentarios y la cultura gastronómica del país, la persona se siente excluida por su entorno social, se cansa y abandona».

Acota González que «durante la dieta la persona no ha aprendido a comer de forma saludable y no ha corregido los hábitos que causaron el sobrepeso inicial. Cuando abandona la dieta hipocalórica y vuelve a los viejos hábitos se produce un aumento de peso en masa grasa. No se recupera el músculo perdido, ya que la pérdida con estas dietas es de tejido muscular».

Los regímenes siempre deben ser personalizados y elaborados por un profesional acreditado. No obstante, hay grupos que deben tener especial cuidado antes de someterse a una dieta: los mayores, los niños, los diabéticos, las personas con sobrepeso, hipertensión o colesterol alto y quienes padecen algún déficit nutricional.

Dietas pobres en proteínas. Con ellas se pierde peso a expensas de la masa muscular y de proteína visceral (parte de los órganos vitales: corazón, riñones,...), en algunos de los casos desciende la presión arterial e incluso se han dado casos de arritmias cardiacas intratables. Ejemplos de estas dietas: la dieta de la toronja, la dieta del yogur, la dieta de la pasta, la dieta de la papa y la dieta macrobiótica.

Dietas ricas en proteínas y pobres en hidratos de carbono.: Estas prometen resultados rápidos sólo si se come carne, tocino, huevos y otros alimentos hiperproteicos, y si se suprimen o limitan al máximo alimentos ricos en hidratos de carbono, como cereales y derivados (arroz, pasta, pan), papas, legumbres, verduras, hortalizas y frutas.

Pueden ocasionar descalcificación ósea y daños renales, fatiga y mareos. Además, provocan a una gran pérdida de líquido y electrolitos, lo que favorece la deshidratación y elevan los niveles de colesterol y triglicéridos, factores de riesgo cardiovascular.

Dietas ricas en grasas y colesterol. constituyen una de las formas más peligrosas y extendidas en el tratamiento de la obesidad. Se basan en una reducción en la ingesta de hidratos de carbono, sustituidos por grasas, con el consiguiente aumento en el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Dietas sin grasas. Son las que no permiten el consumo de aceites, mantequilla, margarina ni cualquier otro tipo de grasa. Siguiendo estas dietas hay riesgo de carencia de ácidos grasos e esenciales y vitaminas liposolubles (A, D, E). Ejemplos: la dieta de la toronja, la dieta de la pasta, la dieta de la papa, la dieta vegetariana estricta, entre otras.

La recomendación clásica y buena.  Conozca su metabolismo. Aliméntese de acuerdo a su actividad y edad. Cambie los malos hábitos alimenticios. Consuma más frutas y verduras. Disminuya las grasas y carbohidratos. La comida chatarra, solo de vez en cuando y realice ejercicios físicos, no violentos y en forma regular.

Frutas y verduras. Contienen fibra, vitaminas y minerales imprescindibles que son cruciales para la buena salud. Ahora, un estudio publicado por científicos patrocinados por el Servicio de Investigación Agrícola (ARS) indica que los alimentos vegetales también podrían ayudar a preservar la masa muscular en las personas de edad avanzada.

El estudio fue dirigido por Bess Dawson-Hughes, médica y especialista de  la Universidad de Tufts en Boston, Massachusetts.

La dieta típica estadounidense tiene niveles altos de proteína, granos de cereales y otros alimentos que producen ácido. En general, tales dietas generan cantidades minúsculas de ácido cada día. Con el envejecimiento, se produce una acidosis metabólica ligera, pero lentamente creciente, según los investigadores.

Parece que la acidosis provoca el desgaste muscular. Por consiguiente, los investigadores estudiaron las conexiones entre la cantidad de la masa corporal magra y dietas de frutas y verduras ricas en potasio y residuos alcalinos. Tales dietas podrían ayudar a neutralizar la acidosis. Los alimentos pueden ser considerados como alcalinos o ácidos basados en los residuos producidos por ellos en el cuerpo, en vez de si son alcalinos o ácidos ellos mismos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres