Blogia
INSTITUTO DE LOS ANDES

Cocina de avión: horrible por naturaleza

 
¡Paren las rotativas! Un grupo de investigadores ha llegado a la conclusión de que la comida de avión es científicamente detestable. Pero no necesariamente por que esté mal preparada, peor condimentada, pobremente seleccionada, horriblemente empacada e incómodamente degustada. La culpa se la hechan al característico zumbido de las turbinas de la nave que de alguna manera atrofian nuestro sentido del gusto. En pocas palabras, no importa cuánto se esmeren las aerolíneas en ofrecernos buena comida, toda nos parecerá desabrida gracias al "ruido de fondo" de la cabina. Esto se demostró a través de dos grupos de voluntarios: un grupo comió utilizando audífonos protectores experimentando sabores más intensos en los alimentos dulces y salados, que aquellos expuestos directamente al ruido distractor de abordo. Al parecer, tenemos que concentrarnos en nuestra comida para que sepa más rica. Apoyando esta teoría están los especialistas de la NASA, que se ven en la necesidad de ofrecer a los astronautas alimentos de sabores fuertes al paladar, ya que por alguna desconocida razón perdían en el espacio el sentido del gusto. Ahora están casi seguros que es por el famoso y persistente ruidito. Aunque por otro lado, puede que la comida del avión sea fea y ya. ¿Qué opinan?
 
Para ver más COCINA INSOLITA pulsa aquí
 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres